Representante Catalina Ortiz

Sin extremos

Recursos para emprendedores sin pasar por los bancos

Abril 9, 2020

La pandemia del Covid-19 nos enfrenta a unos desafíos sociales, empresariales y económicos muy profundos. Sin embargo, si bien la ayuda humanitaria es fundamental en estos momentos y celebramos los esfuerzos por dar transferencias de efectivo y otras ayudas a los más vulnerables. Infortunadamente no vemos que se esté haciendo lo suficiente por las empresas, indispensables para garantizar empleos y así mismo los ingresos de las familias colombianas.

El Presidente Duque tomó la decisión, bien recibida, de alargar la cuarentena y lo cierto es que los números muestran que cada día de aislamiento obligatorio nos aumenta el desafío de mantener vivas las empresas, los puestos de trabajo y la inversión. 

Ante situaciones extraordinarias se necesitan soluciones igualmente fuera de la caja. Pero hoy la base de la ayuda para las empresas es un paquete de garantías y líneas de crédito en redescuento. Ambas insuficientes, especialmente, cuando se trata de las empresas más pequeñas. Estas se colocan a través de bancos comerciales que manejan sus propias políticas de riesgo, y a las cuales, en la práctica, podrán acceder principalmente las grandes empresas, que son las menos riesgosas para para bancos. Hay, entonces, un vacío de medidas efectivas para las micro, pequeñas y medianas empresas, que son las que generan el 94% del empleo formal en Colombia.

Por eso, estamos ante el momento preciso y necesario para implementar la tan anunciada bolsa pyme. Una propuesta que fue aprobada en el Plan Nacional de Desarrollo y que crea un sistema de emisión de acciones, por hasta $20.400 millones de pesos, para pequeñas y medianas empresas. Se trata de una bolsa de valores para que las pymes puedan recibir inversión del público y también del Gobierno. 

La medida va dirigida a empresas de todos los sectores económicos, consideradas pequeñas y medianas, de acuerdo a la clasificación del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, es decir con ingresos en 2020 entre 839 millones y 77 mil millones de pesos. Esto con el fin que las pequeñas y medianas empresas tengan mecanismos de financiación  adicionales y alternativos a los bancos, además para que el Gobierno Nacional  pueda usar la bolsa pymes como un método de ayuda directa para solventar la crisis por la emergencia del covid-19. 

Actualmente sabemos que la Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera (URF) está por expedir la reglamentación de la bolsa pyme. Sin embargo, consideramos que se debe expedir una reglamentación de emergencia que permita actuar lo más pronto posible. Esta reglamentación debe incluir los siguientes puntos que hemos recopilado en reuniones con emprendedores y empresarios: 

Durante la emergencia económica se propone que solo se ponga en marcha el mercado primario pues es la mejor vía para acceder a financiación. Sobre el tamaño de las empresas, sin duda la clasificación reglamentaria es muy amplia y empieza en empresas con ingresos anuales de aproximadamente 840 millones de pesos. Nuestra recomendación para que la inversión tenga menor riesgo es que el límite para el acceso a la bolsa se incremente, pero siempre teniendo en cuenta que los límites reglamentados permitan que al menos el 30% de pymes en Colombia puedan acceder a este mecanismo. 

Para facilitar la inversión del Estado se propone que todas las compraventas de valores que se hagan en el periodo de la emergencia se realicen con un pacto de recompra que se pactaría a un plazo de un año y no tendría intereses en el acuerdo.  Se pueden establecer unos incentivos en el valor de la inversión si se realiza la recompra en un periodo menor al pactado en la compraventa, esto con el fin de recuperar prontamente recursos del Estado.

No es una solución mágica ni cobija a un gran número de empresas, pero tiene la ventaja de encontrar empresas en crecimiento que pueden recibir financiación directa sin ir al banco. Permite avanzar en un instrumento que ya fue aprobado en el Plan Nacional de Desarrollo. Sin duda esta coyuntura puede dinamizar este mercado “mezanine” de empresas en busca de capital y darle un alivio a las empresas más dinámicas del mercado.