Representante Catalina Ortiz

Sin extremos

No olvidemos a la industria audiovisual

Abril 2, 2020

La semana pasada nos reunimos de manera virtual con emprendedores y empresarios de la industria audiovisual. Su llamado al Gobierno Nacional es claro y concreto: se necesitan medidas urgentes para apoyar al sector, afectado, como muchos otros, por la cuarentena que se ha decretado para contener los contagios de coronavirus y no colapsar el sistema de salud.

Este sector, que no es ajeno a la coyuntura nacional e internacional, valora y apoya las medidas de Emergencia Económica tomadas por el Gobierno Nacional para enfrentar las consecuencias del coronavirus. Se trata de medidas necesarias para proteger la salud de todos los colombianos. Pero hace, especialmente, cuatro solicitudes para preservar la estabilidad de la industria audiovisual y proteger los empleos directos e indirectos que esta genera.

1. Anticipar las convocatorias sobre contenido audiovisual que permitan tener recursos para producir material para el segundo semestre del 2020.

2. Existe mucha preocupación porque no haya recursos para el Fondo de Desarrollo Cinematográfico, teniendo en cuenta que este fondo recibe dinero de las taquillas de cine que por la emergencia están cerradas y del Fondo Fílmico Colombia, creado por la Ley 1556 de 2012, que recibe dinero del presupuesto nacional y donaciones. Estos fondos se utilizan para promover la creación de contenido creativo audiovisual.

3. Es necesario agilizar la expedición del decreto para que en las plataformas de video bajo demanda se cree una sección exclusiva de contenido colombiano, pues es una oportunidad para dinamizar la industria audiovisual en medio de esta crisis. No se debe dejar de lado que esta industria beneficia a muchos sectores como el hotelero, transporte, alimentación, belleza, entre otros. Es un aporte importante para la clase media y para los trabajadores independientes.

4. Debido al Estado de Emergencia por el coronavirus, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 475, el cual pretende ayudar al sector cultural, en el que se encuentra la industria de contenidos audiovisuales. Sin embargo, este decreto lejos de ayudar se convierte en un saludo a la bandera para esta industria, al establecer que los cortos nacionales serán exhibidos mínimo 8 días del mes, cuando antes se tenían 15 días y como el decreto no establece la obligación de comprar más cortos, está lejos de las solicitudes planteadas en este sector, en el sentido de promover que se adquieran más contenidos nacionales, para dinamizar la industria.

Y es que la industria audiovisual ha sido una importante jalonadora de empleo en Colombia en los últimos años. Los proyectos de este sector han generado alrededor de 106.700 puestos de trabajo y negocios por 133 millones de dólares al año. Según la Cámara de Comercio de Bogotá, tan solo en la capital en 2018 estaban registradas 8.991 empresas dedicadas a este negocio, las cuales generaron más de 56.700 empleos.

Es una realidad que estamos enfrentando unos desafíos sociales, empresariales y económicos muy profundos. Todos debemos aportar para superar esta crisis. El Gobierno debe mantener el justo balance entre cuidar la salud de los colombianos y mantener a flote la economía y especialmente la relacionada con la economía naranja que ha sido su bandera. En esta coyuntura no podemos olvidar a la industria audiovisual.