Cata Ortiz

Nací en Cali el 11 de enero de 1973 en un hogar de clase media conformado por un maestro y una secretaria, quienes me ayudaron a forjar mi carácter: luchadora, frentera, berraca y con principios.  Soy abogada de la Universidad de los Andes y realicé becada una maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard. Orgullosa mamá de Juan Felipe y casada con Alejandro Salazar.

Ahora, soy congresista. Fui elegida como Representante a la Cámara por el Valle del Cauca, para el periodo 2018-2022, con 32.000 votos, la votación más alta del partido Alianza Verde en el departamento.  

Desde el Congreso de la República, trabajo por el propósito de hacer política de una manera diferente: constructiva, lejos de radicales de izquierda o derecha, y de aportar a consolidar nuevos liderazgos para impulsar el crecimiento del Valle del Cauca y de Colombia.

Asumo la democracia y la participación política como agentes de grandes cambios. Fui una de las fundadoras del movimiento cívico Cali puede, el cual despertó el interés de vincularme al sector público para transformarlo positivamente.

Me desempeñé como coordinadora de movilización ciudadana de la campaña presidencial de Antanas Mockus y Sergio Fajardo (Ola Verde) en 2010, y lideré el comité promotor de firmas de Fajardo tanto en 2009 como en 2018.

Fui la primera gerente de INNpulsa Colombia, donde apoyamos a 60 mil emprendedores, y fui directora de la Fundación Terpel, dedicada a programas de educación y cultura ciudadana. También he sido diplomática ante los Estados Unidos, asesora y funcionaria en el Ministerio de Minas y Energía, Confecámaras, Comfama y Bancóldex.

 

Además, he sido miembro de las juntas directivas de Transparencia por Colombia y la Asociación de Emprendedores de Colombia.

Mi trabajo ha estado enfocado al servicio de la sociedad. La lucha contra la corrupción y la impecable administración de los recursos públicos han sido mi sello. Estoy convencida de que el progreso social y económico pasa por tener personas decentes y preparadas en las instancias de poder y por eso quiero abrir campo a otras mujeres y jóvenes en el mundo público.